martes, 3 de mayo de 2011

***Dulces Típicos***


***Dulces Típicos***

(Delicias de Guatemala)

Por las calles donde cada calle
guarda una historia, una leyenda,
van los patojos tropezando con
las piedras…

Con una cara de alegría por el
regalo de la tía,
que siempre que llega a visitarlos,
les regala unos quetzales para que
se los gasten en sus chucherías.

Corriendo como quien va a recibir
herencia van llenos de impaciencia,
haciendo planes mentales que parecen
como abejas en los panales.

Llegan a la tienda y de tanto que ven
no saben que pedir…
Se les antojan la Canillitas de Leche,
los Colochos, las cajitas de Mazapán,
¡Ah! Las cocadas, los Higos en miel.

Piden de todo y el tendero les dice:
primero ensénenme el pisto,
porque si antes los vi hoy no
los he visto…


Empiezan a sacarse los tesoros que
llevan en las bolsas…
Un anillo con un compartimiento secreto,
una carterita de fósforos donde escribieron
un decreto, cuatro cincos, un trompo,
el recordé de una revista, el pañuelo lleno
de mocos y al finalmente los billetes
todos arrugados.

¡Puchica Mucha! Exclama el tendero,
eso no les alcanza para todo lo que pidieron;
¡Ala gran! ¡Qué mala onda! Replican los
patojos que como gorgojos en el frijol
se rascan la cabeza.

Y no, nos fía Don Rocael, uno pregunta,
su respuesta es: ¡Nel pastel! Buenos
amigos he hecho fiando como que
si uno les hubiera vendido contrabando.

Al verlos cabizbajos se apiada Don Rocael
y les dice denme el dinero que tiene
y saquen la basura mientras yo les lleno
unas bolsitas con estas ricuras…

Cumplen con el pacto toman sus bolsitas
y se van rumbo a la ruinas a esconderse,
para luego comerse el botín que han ganado.

Se atragantan con los dulces y los disfrutan
como quien nunca los ha probado
y es que cada bocado es una delicia,
que acaricia al paladar y te trasporta
a otro mundo.

Un mundo donde los sabores y colores
son una tentación que alborota al corazón,
donde el mas recatado se vuelve un goloso
que siempre quiere más de las delicias
de esta tierra donde está la huella de Dios.

Oxwell L’bu 
Imagen: Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada